Para combatir la deflación, el BCE comprará bonos por un mínimo de 600 mil millones de euros


650_1000_banco-central-europeo

marco-antonio-m  Google+ @mapsinger

Editor en El Blog Salmón

El Banco Central Europeo comprará bonos de los gobiernos por al menos 600 mil millones de euros a lo largo de 12 meses, en una copia exacta de lo que hizo la Reserva Federal en Estados Unidos con el plan de compra de basura tóxica por 50 mil millones de dólares al mes. Aunque los detalles para esta compra de bonos aún no se fijan este plan supera las expectativas y comenzará en menos de 45 días. De acuerdo a The Wall Street Journal, esta operación de compra será al menos por un año, pudiéndose prorrogar a dos años.

Este plan de compra de bonos es una copia exacta del último plan de Flexibilización Cuantitativa implantado por la Reserva Federal en Estados Unidos, aunque existen algunas diferencias claves entre uno y otro. En primer lugar, y para poder hacer correr el plan, Mario Draghi ha debido comprometerse ante las exigencias de Alemania, de que “ningún país debe ser responsable de las deudas de otro”, lo que constituye una seria limitante de plan. Esto significa que cualquier operación vinculada a los bonos soberanos adquirido por el BCE deberá ser garantizada por el banco central y el país de que se trate, dado que Alemania no quiere ninguna redistribución indeseada de los riesgos financieros. Bajo este plan el banco central alemán, por ejemplo, no sería responsable de las pérdidas sufridas en la compra de bonos de Grecia o España.

Bajo la trampa de la deflación

Desde que Mario Draghi comenzó a hacer todo lo posible para proteger el euro e inyectar dinero al sistema financiero por diversos mecanismos, la especulación corrió salvajemente en los mercados. Ahora que el plan de flexibilización cuantitativa a nivel europeo ha visto la luz, ¿hasta qué punto el fuego de la imprenta desatará otro escenario de riesgo en Europa?.

La tesis de Mario Draghi es que hay que combatir las presiones deflacionarias en la zona euro e impulsar el crecimiento económico. Europa ha caído en la trampa de la deflación y sufre la amenaza de un estancamiento prolongado. Para Draghi, la deflación es solo un problema de postergación del consumo, pero lo cierto es que la deflación es el resultado de una caída en el consumo producto de los bajos salarios y el menor nivel de empleo. Así también se explica la caída en la inversión: no hay expectativas reales de un retorno saludable de la inversión, y por eso nadie invierte. Los inversionistas tienen miedo de que la crisis empeore y a la luz de seis años de crisis sin resultado alguno el mundo empieza a vivir una era del vacío.

El escepticismo llega también por el lado de los mercados financieros. La experiencia demuestra que los planes de flexibilización cuantitativa desplegados por la Reserva Federal y su efecto de bombeo al sistema financiero sólo alentaron la especulación de los mercados e hincharon numerosas burbujas como la burbuja petrolera. Así, mientras los mercados financieros han rugído con una escalada de alzas sin precedentes, la economía real se ha mantenido estancada y al borde de un nuevo colapso mundial.

En El Blog Salmón | El previsible QE del BCE lleva a los mercados a pagar por prestar su dinero, ¿nos hemos vuelto locos?, ¿Comenzará mañana el QE del BCE?

 

vía Para combatir la deflación, el BCE comprará bonos por un mínimo de 600 mil millones de euros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s