Renta básica, renta mínima o ayudas a formación: las políticas sociales a debate


650_1200-rentabasica

Que en España hay muchas familias en una situación muy complicada no es ningún secreto. A pesar de las críticas a la tasa AROPE de pobreza lo cierto es que estamos muy mal en dicho indicador comparado con otros países europeos y nuestra tasa de paro sigue siendo muy alta. Hasta ahora los problemas presupuestarios han limitado las ayudas a las familias en peligro de exclusión, pero con el parlamento actual esto (parece) se va a acabar.

Hay distintas aproximaciones a lo que debería ser una ayuda para permitir que todo el mundo pueda estar fuera de la pobreza. Todas tienen sus pros y sus contras, y cada partido defiende una postura. Veamos las diferencias y qué es lo que podríamos ver los próximos meses.

Renta básica

La renta básica es una ayuda universal a todos los ciudadanos, sin ningún requisito. La mayor ventaja es que permite tener unos ingresos a todo el mundo independientemente de su condición, permitiendo una libertad individual muy fuerte. También tiene otra ventaja y es que al ser universal nadie se queda fuera por no lograr tramitarla o enterarse de que existe.

Tiene una pega muy obvia y es que es muy cara. En España hay 37 millones de personas mayores de 20 años. Si otorgáramos 400 euros al mes a todas esas personas estaríamos hablando de 180 mil millones de euros al año. Más que el gasto en pensiones.

Para que una renta básica pueda implementarse habría que suprimir el resto de ayudas sociales, como por ejemplo el desempleo e incluso las pensiones. Tiene, como vemos, un grave inconveniente, el presupuestario. Y otro: si es universal, ¿qué impide que la gente venga a España a cobrar dicha renta? Los requisitos para obtener la nacionalidad deberían endurecerse y mucho. Esto, dicho de una forma mucho más vulgar, es lo que ha expresado el nuevo “gurú” económico del PSOE, José Carlos Diez.

El único partido que apoyó esta renta básica en su día fue Podemos, que ahora se ha movido más hacia la renta mínima. Pero no podemos descartar que en el futuro se implementen este tipo de rentas, hay algunos experimentos en marcha en otros países y si la robotización del trabajo destruye masivamente empleo quizá no quede otra.

Renta mínima

El concepto de renta mínima es más específico, ataca a los que tienen un problema. Es una renta para los que no tienen ingresos y por tanto está condicionada y el dinero se aplica de manera más efectiva. Este es un gran debate (no solo en las ayudas sociales), pues uno de los riesgos es que la gente no sepa que existe y no reciba la ayuda.

En la renta mínima se mueven varios partidos y representantes sociales. Por un lado el PSOE lo lleva en el programa electoral. También Podemos propone algo similar con su renta garantizada. Y los sindicatos han logrado que se debata en el Congreso una iniciativa legislativa popular de una renta mínima de 426 euros para todas aquellas personas que no tengan ingresos.

Con esta renta mínima los problemas presupuestarios no son tan importantes (estamos hablando de prestaciones para 1-2 millones de personas), pero no dejaría de ser un problema para ajustar el déficit. Es complicado que el PP acepte una propuesta así, ya que el objetivo principal después del tirón de orejas de Europa es cuadrar las cuentas..

Ayudas a formación

Pero existe una forma de cubrir mejor con ayudas a ciertas familias y no incrementar el déficit, o así lo piensan en Ciudadanos. La idea que tienen es tirar del Fondo Europeo de Garantía Juvenil, que España está infrautilizando.

Lo que se ofrecería es una ayuda a todos aquellos menores de 30 años que no tengan empleo y que se apunten a un curso de formación. La ventaja es obvia, tiramos de fondos europeos y además condicionamos la ayuda a una mejora de la formación que es algo bueno para la población en general y la capacidad de encontrar trabajo en el futuro.

El problema de esta ayuda está claro: solo es para menores de 30 años y muchos de los excluidos seguirían en la misma situación. Es un simple parche que no ataca el verdadero problema: hay muchas familias sin ingresos y el paro sigue siendo alto. Y tampoco ataca otro problema que está por venir: la tercera revolución industrial está a la vuelta de la esquina y quizá destruya mucho empleo.

Desde luego, pase lo que pase en los próximos meses no podemos dar por cerrado el debate entre renta básica, renta mínima y ayudas específicas. Vamos a tener debate para largo.

Imagen | TheTimeTraveler!

Autor: Alejandro Nieto González

Origen: Renta básica, renta mínima o ayudas a formación: las políticas sociales a debate

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s